Esta es una pregunta simple, retórica y hasta divertida. ¿Cómo el “vago” se convierte en el jefe del “Nerd”? Pero ¿Qué tan cierto es que esto sucede en la realidad?, pues realmente es bastante cierto. Piensa en lo siguiente, has tenido la sensación de que por más que te esmeraste en tu tiempo de estudiante por obtener la mejor calificación, por entregar tus responsabilidades a tiempo, por estudiar incluso mas que tus compañeros para llegar a sentir la satisfacción de tener un par de decimales más. A todos, absolutamente a todos, esto se nos hace familiar. La diferencia es, ¿desde cual punto de vista lo miras?, la primera cara es que tú eras el aplicado que actuaba de esta manera, y la segunda cara, estabas del “otro bando” y te burlabas de quienes así lo fueran. Sin importar tu posición, seguramente te sigue sonando familiar.

No vamos a hablar del bullying académico que está aparentemente muy de moda, aunque en épocas anteriores era aún peor. Vamos a hablar de la realidad laboral a la que nos enfrentamos como profesionales egresados. Para comenzar a entender el mensaje de este articulo debemos preguntarnos ¿Es el estudiante mas aplicado quien mejor crecimiento profesional tiene en la realidad laboral?

Veamos, ¿Conoces algún “nerd” que a pesar de ser el estudiante mas aplicado y de tener las mejores calificaciones, sabes que se encuentra en problemas para ubicarse laboralmente? Piénsalo bien, puede estar mas cerca de lo que crees. Por otro lado, ¿Conoces a un “vago” que, aunque no era muy aplicado, lograba obtener buenas calificaciones (no las máximas, pero si buenas) y quien actualmente se encuentra teniendo una carrera aparentemente “exitosa” laboralmente hablando?

Si encuentras en tu mente una persona en cada una de estas posiciones, comienzas a entender, de no ser así entonces piensa, si tu eras alguno de estos dos.

Si revisamos los perfiles profesionales mas buscados en el siglo XXI podemos encontrar que las formaciones profesionales tradicionales vienen en decadencia, como es el caso de la medicina, que incluso la universidad de Harvard viene ampliando becas para que vuelva a ser atractivo estudiar esta profesión. En los nuevos requerimientos del mercado encontramos que las grandes empresas están buscando mas allá de un cartón como titulo profesional, están buscando candidatos con un fuerte nivel de influencia, alto relacionamiento (networking), capacidad de liderazgo y una amplia serie de habilidades blandas (“Soft Skills”) que le permitan gerenciar de forma correcta una compañía y poder afrontar los nuevos retos de este siglo.

Si miramos a nuestro alrededor, todo, absolutamente todo ha evolucionado, veamos la tecnología de telecomunicación como ha cambiado de un teléfono fijo y gigante a unos equipos pequeños, cómodos y con un nivel de eficiencia impresionante. O veamos algo de nuestro diario vivir como la vivienda, anteriormente encontrábamos grandes casas de varios pisos en lotes completos y con patios internos y ahora miramos a nuestro alrededor y vemos edificios altos con apartamentos mucho mas pequeños y eficientes en su distribución y con otro tipo de comodidades en las zonas comunes. Otro ejemplo más son los automóviles, pasamos de automóviles sin tecnología ni eficiencia en consumo y alto impacto en contaminación y hoy en día ya vemos carros Tesla por diferentes ciudades con una eficiencia eléctrica que nos asombra.

Así como estos podemos seguir enumerando ejemplos, pero los invitamos a reflexionar, ¿Cómo ha evolucionado la educación en el mundo?, sin ir muy lejos y sacando la excepción del auge de la educación virtual a distancia, la formación sigue siendo igual que hace 50 años. Escasamente vemos nuevos programas en universidades que contengan nuevas iniciativas que formen al futuro profesional para la realidad laboral a la que se va a enfrentar en los siguientes años. ¿No es esto increíble?, Si! ¡Lo es!

Es apenas natural que con el pasar de los años, para las empresas sea cada vez más difícil encontrar perfiles que se ajusten a los requerimientos del mercado, porque no estamos formando este tipo de perfiles profesionales. De aquí nace la importancia de que un perfil profesional no solo tenga un buen conocimiento técnico en su área de aplicación, sino que también tenga desarrolladas otro tipo de habilidades blandas, que le permitan a su vez liderar un equipo de trabajo de forma eficiente, que logre entender los retos de la economía, que sepa administrar el recurso humano entendiendo sus nuevas expectativas y logrando hacer que la empresa se sume en ellas.

Entonces, retornemos al punto inicial de este artículo, ahora pregúntate lo siguiente: Basados en los ejemplos mencionados previamente que ilustran la nueva realidad laboral, ¿Es posible que el mas nerd de nuestra aula de clases no sea quien mayor éxito profesional este teniendo en su realidad laboral?, absolutamente coherente si lo pensamos así. Vamos a explicarlo un poco mas al detalle. Un Nerd usualmente no es una persona muy sociable, incluso son bastante solitarios, viene acostumbrado a trabajar de forma individual porque no considera que sus compañeros estén dispuestos a estudiar tanto como ellos, hasta su aspecto físico es evidente que no le interesa crear un circulo de amigos fuerte y generar una aceptación social.

Entonces, si esta persona a pesar de su excelente desempeño académico, no se forma con habilidades de relacionamiento social, no desarrolla habilidades para el trabajo en equipo y no genera habilidades que le permitan tener aceptación en un circulo profesional, ¿Puede entonces ser descabellado pensar que su éxito laboral no iba a ser el mejor?, en estos términos suena incluso muy evidente. Pero no todos lo vemos así.

Ahora el otro caso, una persona que consideramos “pila” porque no requiere estudiar 100% de su tiempo, sino que sabe administrarlo para obtener buenas calificaciones, pero sin descuidar su vida social, se preocupa por hacer crecer su circulo social y por destacar su potencial a través del trabajo en equipo como por ejemplo perteneciendo a un equipo deportivo con sus compañeros. Esta persona al enfrentarse a la realidad laboral tiene un desempeño mucho mas alto y un crecimiento acelerado casi que garantizado. Es alguien simpático, que se le facilita liderar personas, que es bueno relacionándose y le gusta trabajar en equipo para lograr objetivos en común.

Es aquí donde se traza una línea muy clara de los perfiles profesionales que tenemos y los perfiles profesionales que el mercado está demandando. No es correcto o incorrecto pertenecer a uno o al otro, es un tema que nos invita a sentar cabeza, a categorizar en donde me encuentro y a tomar las acciones pertinentes en busca de mejorar las habilidades de la parte que me hace falta desarrollar y así para destacar mi perfil profesional de forma mas atractiva e interesante para una compañía.

Ahora bien, después de reflexionar personalmente, consideras que ¿Puede el “vago” convertirse en el jefe del “Nerd”?

APLICA LA FORMULA 3D:

  • Discute: Cuéntame qué opinas, y genera un espacio de discusión a través de tus conocimientos y experiencias con toda la comunidad.
  • Difunde: Si te agrado lo que leíste y crees que puede ser de beneficio para otras personas, por favor difunde el contenido a través de tus redes sociales.
  • Desarrolla: Profundiza y aplica lo aprendido, y recuerda que la mejor forma de aprender algo, es ponerlo en práctica y enseñarlo a alguien más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here