¿Les ha pasado que nuestro jefe pareciera ponerse en contra de nuestro desempeño y cuando es momento de revisar los resultados que tenemos bajo nuestra responsabilidad, nos sentimos atacados y pareciera el espacio “ideal” para ponernos en una posición diminuta frente a los demás? o, por otro lado, ¿Han visto como a algún compañero de trabajo lo llenan de desmotivación al recibir un grito o una frase destructiva por cometer un error en su trabajo?

Puede que el jefe tenga razones suficientes para considerar malo un resultado a cargo de uno de los integrantes del equipo. Pero ¿Es esta una razón justificable para que se transforme, desde su expresión física hasta su expresión verbal, en alguien que pareciera no estar a la altura de una persona que dirige un equipo de personas?

 Una de las herramientas mas poderosas del coaching ejecutivo, es el FeedBack (Retroalimentación). Visto como el espacio para generar una relación directa con nuestro equipo de trabajo con el único propósito de acompañar, guiar y corregir a tiempo cualquier intención de desvió en el cumplimiento de los resultados del área.

Hay varias maneras de hacerlo, pero existen 2 de mayor popularidad en el mundo empresarial. La primera es un FeedBack directo o Informal, donde el jefe acude a una persona de su equipo para que de forma verbal, rápida y constructiva se corrija cualquier actividad que reconozca que no se está haciendo de manera adecuada. Esta primera forma de FeedBack es una de las mas recomendables ya que no permite que los problemas crezcan de forma exponencial y genera cercanía con el equipo, ya que transmite una sensación de apoyo, acompañamiento e interés por ellos.

La segunda se relaciona con la revisión periódica del desempeño del equipo. En este caso, el proceso se torna mas formal, requiere de programar y disponer de un tiempo prudente para sentarse de forma individual con cada una de las personas del equipo y abrir un espacio de revisión de objetivos trazados y los resultados obtenidos en el marco de un periodo de tiempo.

Vea también: (Tips de comunicación asertiva en el FeedBack/FeedForward)

Si bien hay diferentes maneras de dar FeedBack a las personas, estas resultan teniendo algo en común, y es que se enfoca en resultados pasados, en tareas mal realizadas o no ejecutadas, en resultados no alcanzados o en compromisos incumplidos.

De aquí nace el concepto de “FeedForward” (Alimentar hacia adelante), impulsado por el Dr. Marshall Goldsmith, el cual busca enfocar el esfuerzo del líder en conseguir un cambio positivo mirando al futuro a través de cada individuo. Si bien es importante que mientras el líder dedica su tiempo a conseguir los objetivos de la compañía, su equipo sea informado y evaluado de los buenos o malos resultados que vienen obteniendo. También es importante que el líder transmita las expectativas que se tiene de cada uno de ellos, que oportunidades de mejora tienen y como pueden seguir alineándose cada vez a los objetivos de la compañía.

De aquí la importancia de que los líderes, cuando abran el espacio de revisión de resultados con su equipo, se enfoque la charla no solamente en revisar con hechos y datos el comportamiento pasado de la persona, sino que logre enfocarse en lo que podría ser mejorado en un futuro inmediato para que los resultados a su vez sean conseguidos acorde a las expectativas.

Recuerda siempre actuar de forma muy profesional en el espacio de revisión de desempeño. Sin importar si tú eres el líder o un integrante del equipo, recuerda que la persona que está al otro lado de la mesa merece todo el respeto, la sinceridad, el buen trato y la oportunidad de mejorar sus resultados.

Este espacio no solo debe ser liderado por el líder del área. Este espacio debe ser también exigido por parte del colaborador, pues la única manera de mejorar algo, es midiéndolo, haciéndole seguimiento y mejorándolo continuamente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here