Incertidumbre la felicidad escondida de un emprendedor

0
126
liderazgoya.com

Cuando escuchas a una persona que dice, ¡Voy a iniciar mi propio negocio! ¡Ahora soy mi propio jefe vendo este producto en redes de mercadeo!, ¡Inicié mi propio negocio online, monté una tienda virtual! o alguna de las tantas frases de una persona motivada que inicia un proyecto nuevo, ¿En qué piensas? ¿Crees que esa persona se va a ver diferente?, ¿Va a cambiar a una profesión que ahora se denominará emprendedor? ¿Tendrá más tiempo libre, viajes, fiesta, la vida asegurada y será un empresario exitoso? ¿Lo verás pronto en televisión y listo para conquistar el mundo?

Déjame decirte que nada de esto es lo que realmente pasa, al menos no al principio, lo que estas personas empiezan a experimentar es una sensación bastante cotidiana entre los emprendedores, pero que si una persona que no quiere serlo se ve expuesta trata de huir rápidamente; el concepto se denomina “Incertidumbre del Emprendedor” ¿A qué se refiere?

Aquella persona que realmente y desde lo más adentro de su ser se siente emprendedor, le encanta la incertidumbre del mañana, siente una extraña satisfacción por lo que venga para él en un futuro a corto, mediano y largo plazo, más allá de las metas y planes desarrollando, el emprendedor o emprendedora no sabe si realmente le van a comprar su producto, su servicio, si las decisiones que tomó van a traer los resultados que cree que vendrán, esa pequeña sensación de sospechar que todo va a salir bien, pero no saberlo con seguridad es lo que nos une.

A partir de esto, te digo a tí que quieres iniciar tu propio emprendimiento, sin importar cuál sea, pero estás seguro que lo tuyo es lanzarte fuera de la zona de confort, que no te preocupes o estreses si lo primero que sientes es incertidumbre, duda y vacilación acerca del futuro cercano, y aún así estás feliz y emocionado o emocionada por iniciar este emprendimiento.

Ese sentimiento es general de un emprendedor real, todos lo tenemos y aún así somos felices con esa sensación, eso es lo que divide a los empresarios de los emprendedores, me explico, el empresario es feliz dirigiendo una o varias empresas haciéndolas crecer, formando alianzas, y estableciéndolas en el mercado, en cambio, el emprendedor cuando su emprendimiento toma fuerza y empieza a establecerse, se aburre y decide iniciar otro negocio, te recomiendo leer la biografía de Ellon Musk, el mejor ejemplo de un emprendedor inquieto y obsesionado con la incertidumbre.

Si sientes incertidumbre al iniciar un emprendimiento, no te preocupes, vas por buen camino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here