Así es, nos programan para temer y evitar el fracaso desde niños. De este modo, a medida que crecemos, vemos el fracaso como algo a evitar. Cuando en realidad, de niños experimentamos y aprendemos a través del error y de los “golpes”.

¿De qué forma nos programan para temer y evitar el fracaso?

La educación tradicional castiga el hecho de cometer un error:

  • Cuando sacas una mala nota: Esto de un modo u otro nos programa para pensar que están prohibidas las equivocaciones.

Recuerda que todos tenemos destrezas que nos diferencian. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”

Anonimo

  • Cuando te dicen que tienes que ser bueno en todo: La educación y algunas veces la familia, caen en la trampa de creer que una nota define el éxito de las personas. ¿Por qué debemos ser buenos en todo? No es más conveniente promover el hecho de ser los mejores en lo que nos apasiona o nos llama la atención, y tener resultados “aceptables” en las áreas que no nos interesan.

Pero no te preocupes, todos podemos desarrollar la RESILIENCIA, una habilidad blanda esencial para aceptar y sobreponernos al fracaso y a las situaciones adversas.

Tal vez te preguntes ¿Y por qué debería aceptar el fracaso? Por varias razones:

  1. El fracaso es inevitable, a todos nos llega el “día oscuro”.
  2. Aunque duele, el fracaso es uno de los mejores maestros de la vida.
  3. El fracaso es tu guía, nos enseña el camino que debemos tomar.
  4. El fracaso genera resistencia, nos hace más fuertes ante las pruebas que atravesamos.
  5. Si no has fracasado, es porque no has hecho algo lo suficientemente grande y retador.

Es un hecho que no todo puede salir como deseamos, y que en ocasiones es necesario atravesar por turbulencias para despertarnos y ser conscientes de lo que tenemos y lo que debemos hacer para llegar a donde queremos.

Es por esto que hoy te queremos hablar desde nuestra experiencia, que hemos aprendido acerca de la RESILIENCIA. Una habilidad blanda muy demandada en la actualidad, y tal vez una de las más importantes para las empresas y para un emprendedor.

En 3 pasos que puedes aplicar a diario, te expondremos como desarrollar la RESILIENCIA.

Paso 1: Enfréntate a situaciones que te causen pánico

Para exponer este punto, voy a empezar enumerando algunos de los miedos más comunes de la humanidad:

  • Hablar en público
  • Tomar decisiones erradas
  • A la crítica

Te puede interesar: 5 técnicas efectivas para hablar en público

Estos miedos se generan debido a que tememos fracasar al momento de llevarlos a cabo. Por ende, preferimos no hacerlo antes que experimentar el rechazo o fracaso.

Pero ¿Tiene ésto sentido?

Si lo que te causa temor a fracasar son tomar decisiones erradas, no seria más lógico enfrentarnos al hecho de que la única manera de tomar buenas decisiones, es empezar a tomar cualquier decisión.

¿Cómo adquieres experiencia conduciendo? Simplemente conduciendo.

¿Cómo pierdes el miedo a hablar en público? Enfrentándote a un publico.

¿Tienes temor a la critica? ¿Te da miedo llevar algo a cabo o expresar tu punto vista por el que dirán los demás? Tenemos el antídoto para esto:

Cada vez que no hagas algo por miedo a recibir criticas, recuerda lo siguiente.

Los perros sólo le ladran a los autos en movimiento

Así que si no estas recibiendo críticas, en realidad es algo malo. Ya que no estas haciendo algo lo suficientemente grande y diferente como para incomodar a los demás.

Para resumir este punto, algo trascendental para desarrollar la RESILIENCIA. Es enfrentarte a esos miedos y hacer algo a diario para superar el pánico.

Si tu miedo tal vez sea hablarle a las mujeres. Cuando tengas la oportunidad, háblale a la mujer más hermosa que conozcas, y dile algo como “Eres hermosa, y aunque tal vez te preguntes porque te lo digo, lo hago porque solo de verte me incomodo y me tiembla el cuerpo. Pero no quiero vivir con miedo, prefiero decírtelo y saber qué piensas al respecto. Al menos sé que te lo dije y no guarde esto por siempre.

¿Qué es lo peor que puede pasar cuando te enfrentas a tus miedos? Si lo piensas, en realidad la mayoría de nuestros miedos no tienen algún impacto físico o psicológico en nuestras vidas.

Paso 2: Elimina la queja y encuentra el lado bueno de las cosas

¡Todos vivimos aflicciones! Sin embargo, muchos caemos en la trampa de pensar que nuestros problemas son más grandes que los de cualquier persona. De este modo, hacemos una tormenta en un vaso con agua y vamos por la vida en piloto automático quejándonos por cualquier cosa.

Cuando se pase por tu mente o experimentes un problema que desde tu perspectiva “no tiene solución”. Piensa en cuantas personas en este momento no tienen ni siquiera algo que comer o donde dormir. Así notarás que tu problema probablemente es minúsculo y que si lo analizas con detenimiento, tiene una solución que puedes ejercer de inmediato.

Recuerda que la queja es tóxica y se contagia. Se vuelve un habito tan perjudicial, que te lleva a no apreciar lo que tienes.

Paso 3: Establece una única meta y más de un plan para conseguirla

Algo que te puede afectar significativamente en el desarrollo de la RESILIENCIA. Es el habito de postergar o no luchar por lo que sueñas. Muchas personas tienden a abandonar sus metas cuando las cosas no salen como quieren, cuando en realidad, lo importante es establecer un plan A, B o C para llegar a esa meta que te propusiste, en lugar de abandonarla ante el primer fracaso.

No procrastines, apóyate en el paso uno y familiarízate con los obstáculos que puedes llegar a encontrar en tu camino hacia la consecución de tu meta.

Piensa que puede estar fallando en el plan que tienes para llegar a tu meta. Tal vez todo se debe a que tu plan de acción no se adecua a los recursos que tienes o probablemente cuente con objetivos difíciles de medir.

Te puede interesar: Cómo desarrollar un plan de acción

Para finalizar, es importante aprender a través de la experimentación. Siempre y cuando este dentro de los limites legales, éticos y morales. E igualmente que no afecte tu integridad física o psicológica.

El fracaso va a llegar, el error hacer parte de nuestro aprendizaje. Así que aprende a superarlo y a tomar lo mejor de ello.

Si te gusto el contenido, te invitamos a que nos dejes un comentario. Compartenos tu correo electrónico y los temas que te gustaría encontrar en la página, y te obsequiáramos una guía para que lleves a cabo tu emprendimiento en 6 meses.

APLICA LA FORMULA 3D:

  • Discute: Cuéntanos qué opinas, y genera un espacio de discusión a través de tus conocimientos y experiencias con toda la comunidad.
  • Difunde: Si te agrado lo que leíste y crees que puede ser de beneficio para otras personas, por favor difunde el contenido a través de tus redes sociales.
  • Desarrolla: Profundiza y aplica lo aprendido, y recuerda que la mejor forma de aprender algo, es ponerlo en práctica y enseñarlo a alguien más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here