En este bonito recorrido que hemos tenido emprendiendo, escuchamos varias decenas de personas decir, quiero tener más de 24 horas al día para poder… y la cantidad de cosas que siguen después de esta afirmación son infinitas, sin embargo quiero preguntarte: Si tuvieras el súper poder de tener 36 horas al día ¿Estás seguro que harías más de lo que has hecho hasta el momento?

La respuesta tal vez nunca la conoceremos, debido a que nadie tiene este súper poder. Al menos no se conoce a nadie, pero interioricemos un poco en la pregunta con otro interrogante. ¿Crees que si tienes más tiempo harás más cosas? O simplemente entramos en un debate sobre si la palabra clave acá es eficiencia y no es tiempo, es productividad y no tiempo, es aprovechamiento y no capacidad de ejecución.

Veamos un poco de fundamento acerca del tiempo antes de llegar a la herramienta que te ayudará a ser más consciente sobre tu tiempo. Existen dos dimensiones básicas, sobre las cuales se rige la percepción que tenemos acerca del tiempo en determinadas circunstancias.

Primera dimensión: El tiempo es muy lento

La primera dimensión del tiempo es la percepción de que el tiempo es muy lento, o su transcurrir muy lento, para explicar un poco mejor propongo un ejemplo: “Imagina que estás en un hospital acabaste de salir de una cirugía no muy riesgosa y estás justo en recuperación, vas a estar allí por 10 días para que los médicos puedan observar tu evolución, en tu habitación estás solo o sola y no tienes ningún tipo de distracción, ni ventana alguna.

Allí tu percepción del tiempo normalmente será que las horas se pasan muy lentas, y tu día se hará eterno”.

Esta percepción se presenta cuando el observador (Tú) siente que por falta de interacción o diversión que el tiempo está pasando cada vez más y más lento.

Segunda dimensión: El tiempo se pasa muy rápido.

Esta dimensión, como lo debes estar suponiendo, es el caso contrario al expresado en la primera dimensión, por ejemplo: “Estás en el parque de diversiones con tu hijo, quién corre por cada atracción supremamente feliz, apasionado por vivir la experiencia de cada uno de los juegos que allí se encuentran y deseas que este día no termine nunca, pero, sientes justo lo contrario, que el día se pasó Volando”.

La diferencia entre ambas dimensiones, además de ser tu percepción es TU ACTITUD, así que si quisieras que el tiempo en un hospital volara, tu actitud debe ser diferente, debes encontrar ocupación, diversión y entretenimiento para que la primera dimensión del tiempo se convierta en la segunda, porque la única realidad es que tu controlas tu presente.

Fuente: Daniel Habif – Como ser más eficiente con tu tiempo.

Quiero tener más de 24 horas al día.

Deja de correr contra el tiempo, administralo a tu favor.

Volviendo al inicio del artículo, quiero que reflexiones sobre una cosa, ¿Crees que Bill Gates o Jeff Bezos tiene más horas al día que tú? Es evidente que no, pero dirás, ya tiene su vida y su éxito organizado, sin embargo, cuando iniciaron a construir sus empresas y sus proyectos al igual que tú o yo, tenía las mismas 24 horas al día. Así que la clave mi querido lector está en la productividad de estas 24 horas.

La herramienta para ser más productivo en tus 24 horas al día.

La clave para aumentar tu productividad en lo que sea, es la consciencia de ello. Por ejemplo, Quieres bajar de peso, debes ser consciente qué estás consumiendo y qué tanto ejercicio estás haciendo para mantener una vida saludable. Quieres aprender un nuevo idioma, sé consciente de cuántas horas al día le dedicarás para aprender y el resultado es inevitable, tanto si lo logras como si no.

La consciencia sobre una actividad, o un proyecto específico se presenta cuando adquieres la capacidad de autoevaluarte continuamente, es decir, si todas las noches, empiezas a mantener la acostumbrada conversación que tienes contigo mismo y te preguntas ¿Cómo nos fue administrando nuestro tiempo hoy? Encontrarás inevitablemente oportunidades de mejora.

Dato curioso: “Estudios revelan que mantenemos al menos de 300 a 1000 palabras por minuto con nuestro yo interior. ¿Te acuerdas lo último que hablaste contigo mismo o misma?”

Te queremos regalar esta guía

Si continuas leyendo este artículo te agradezco que te hayas preocupado por ser más consciente de tu tiempo, sin embargo, no quiero que te preocupes sino que te ocupes de ello, por eso, hemos desarrollado una guía práctica y sencilla que te llevará a un estado de consciencia sobre el tiempo, que inevitablemente creará una mejora constante. Claro, debes ser disciplinado con la guía.

Sigue leyendo: ¿Cómo puedo empezar a administrar mi tiempo?

La guía nos presenta un escenario donde inicias a comprender tus 24 horas del día, primero lo divides en el tiempo en el que estás activo y en el que estás inactivo. Para ello, lo primero que debes entender para no caer en la frase “Quiero tener más de 24 horas al día para..” pregúntate ¿Tengo buenos hábitos de sueño? Mantengo una cantidad de horas de sueño constantes y se dan en el mismo horario.

Si tu respuesta es No, acabas de tener la primera oportunidad de mejora, empieza a ser consciente de ello.

En el link de abajo encontrarás la guía de administración de tiempo, sobre la cuál te invito a que nos comentes en este artículo qué tal te parece, suscríbete en nuestra página, síguenos en nuestras redes sociales, y empieza a ser consciente que tu tiempo con nosotros realmente te agrega valor, en lugar de quitártelo.

Click aquí si quieres la guía en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here