Uno de los momentos mas importantes para garantizar el mejoramiento continuo de una compañía, llega cuando debemos hacer evaluaciones desempeño de nuestros colaboradores a cargo o de que nuestro jefe directo nos haga su retroalimentación acorde a los objetivos fijados y el tiempo de ejecución de estos.

Si bien es una de las herramientas mas poderosas en el coaching ejecutivo, no todos los lideres lo saben hacer o han sido formados para hacerlo de una manera correcta. Resulta que, en las compañías, la carrera de crecimiento profesional se convierte en la punta de lanza en la motivación de las personas, pero no todas se toman un tiempo para detenerse y pensar si estamos creciendo de manera integral como lideres o simplemente somos un jefe más que muy seguramente no será bien recordado por sus colaboradores.

Simon Sinek menciona en su libro “start with why” la importancia que genera la comunicación efectiva al interior de una organización, “Habla claro y esto será claramente comprendido…”, esta frase, aunque parezca muy sencilla, tiene una profundidad muy interesante.

Muchos líderes asumen que su equipo de trabajo tiene claro lo que debe hacer, como lo debe hacer y para cuando lo debe hacer y cometen el primer error, “asumir”. Nada en el mundo empresarial puede basarse en asunciones, aunque a nivel directivo y gerencial, parte del olfato de asumir el entorno ayuda a proyectar la planeación estratégica de la compañía ante un futuro incierto. Pero a nivel de las tareas de nuestros colaboradores, no funciona así, aquí no es bien valorado asumir, debemos ser claros, pragmáticos y consientes del rol que desempeña cada persona del equipo para conseguir los resultados esperados.

A continuación, se mencionan cuatro tipos de comunicación que, según Kim Scott, exdirectiva de Google, combina lo que se puede considerar los dos factores claves de la comunicación efectiva: “Cuidado personal” y el “desafío directo”.

  • La insinceridad Manipuladora: Esta posición de comunicación nace con el desinterés de las partes, no existe ninguna intención de retroalimentar a la persona de manera que ayude a su desarrollo y el interlocutor tampoco tiene interés de escuchar. Se resultan diciendo palabras vagas para no incomodar a la otra persona.
  • La agresión ofensiva: sucede cuando empezamos a hablar de forma directa y sincera con una persona sin antes lograr una apertura de escucha consciente por parte de nuestro interlocutor, demostrándole que estamos realizando esta charla con el objetivo de mejorar y no de juzgar. Aquí es donde usamos el “desafío directo” sin considerar el “cuidado personal”.
  • La empatía ruinosa: Caso contrario con la agresión ofensiva, aquí nos olvidamos de lograr el “desafío directo” con la persona, nos fijamos mas en la empatía que generamos con ella, en que no digamos algo de forma clara y contundente porque puede incomodarme a mi o a mi interlocutor y al final del ejercicio, hemos perdido la oportunidad de poder mejorar aquellas cosas que se requieren.
  • La franqueza radical: Esta es para Kim, la posición ideal al interior de una organización. Nos encargamos de hacerle saber a la otra persona que nuestro interés es ayudarle a mejorar y acompañarle en este camino, pero siendo claros y directos en los puntos relevantes a revisar con información veraz que se requiere.

Debemos siempre tener presente, que, ante cualquier espacio de comunicación, la responsabilidad de que se desarrolle de una manera asertiva, cordial y respetuosa es de las dos partes. Sin embargo, es el líder quien propone la iniciativa de que así se cumpla.

El espacio de retroalimentación, de revisión de resultados o evaluación de desempeño, es la oportunidad perfecta para lograr hacer un gran trabajo de mejora como equipo, cada colaborador está expectante al reconocimiento o al llamado de atención que puede recibir, cada uno sabe en el fondo como fue su rendimiento en periodo de tiempo que se esta evaluando y a su vez, el líder siente la obligación de discutir, en el buen sentido de la expresión, cualquier tema con el cual no está 100% de acuerdo de su colaborador o a su vez reconocer lo que ha logrado hacer cumpliendo las expectativas previas.

Entonces, seamos responsables con esta herramienta, usémosla de la manera correcta apoyados en herramientas de comunicación como estas que se mencionan anteriormente o con cualquiera de las muchas otras que existen, recordemos siempre que la otra persona está esperando este espacio y solo nosotros podemos garantizar que se haga de la mejor manera.

Si te gusta el contenido, te invitamos a suscribirte para estar al tanto de todas las novedades que tenemos preparadas para ti.

APLICA LA FORMULA 3D:

  • Discute: Cuéntame qué opinas, y genera un espacio de discusión a través de tus conocimientos y experiencias con toda la comunidad.
  • Difunde: Si te agrado lo que leíste y crees que puede ser de beneficio para otras personas, por favor difunde el contenido a través de tus redes sociales.
  • Desarrolla: Profundiza y aplica lo aprendido, y recuerda que la mejor forma de aprender algo, es ponerlo en práctica y enseñarlo a alguien más.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here